La poesía de Facundo López tiende a constituirse en una de las únicas voces de la poesía mendocina y, sin duda, de nuestro país. Creada desde la misma imposibilidad, Niño que corren a explotar funda una nueva forma de deseo que une a la palabra y a esa capacidad de enunciar al mundo. La palabra poética en López es un desgarro luminoso dentro de la semántica. Un rumor doméstico recorre los restos de la infancia y se estrella en una lírica no exenta de sarcasmo y acritud. "Limpio mis sombras. Una a una. Pienso sólo en esto mientras trabajo. Limpio la primera hasta que puedo ver a través de ella. Hasta que ya no veo la siguiente. Vida y vida. Escribo lo que no logro ver. Escribo para cerrar los ojos."

Estos poemas son lluvia fina que humedece a los días que corren. El sujeto, una sombra; apenas un vínculo memorioso con el mundo que es evocado en la delgada línea del referente. Sin duda que Niños... arranca la intimidad de la lengua materna, la arrincona donde el sentido se sustrae constantemente, y se pone en crisis.

104 pgs

14x10

tapa blanda

NIÑOS QUE CORREN A EXPLOTAR - FACUNDO LÓPEZ

$9.000,00
Envío gratis superando los $15.000,00
NIÑOS QUE CORREN A EXPLOTAR - FACUNDO LÓPEZ $9.000,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • BRUMA GRUPO editor LUN a VIE de 10 a 18 hrs

    Gratis

La poesía de Facundo López tiende a constituirse en una de las únicas voces de la poesía mendocina y, sin duda, de nuestro país. Creada desde la misma imposibilidad, Niño que corren a explotar funda una nueva forma de deseo que une a la palabra y a esa capacidad de enunciar al mundo. La palabra poética en López es un desgarro luminoso dentro de la semántica. Un rumor doméstico recorre los restos de la infancia y se estrella en una lírica no exenta de sarcasmo y acritud. "Limpio mis sombras. Una a una. Pienso sólo en esto mientras trabajo. Limpio la primera hasta que puedo ver a través de ella. Hasta que ya no veo la siguiente. Vida y vida. Escribo lo que no logro ver. Escribo para cerrar los ojos."

Estos poemas son lluvia fina que humedece a los días que corren. El sujeto, una sombra; apenas un vínculo memorioso con el mundo que es evocado en la delgada línea del referente. Sin duda que Niños... arranca la intimidad de la lengua materna, la arrincona donde el sentido se sustrae constantemente, y se pone en crisis.

104 pgs

14x10

tapa blanda